El feng shui es un antiguo sistema filosófico chino que tiene su origen en el Taoismo y se centra en la ocupación armónica y consciente del espacio. Se trata de una corriente milenaria que en los últimos años está teniendo una gran expansión en el mundo occidental.

 

Siguiendo las directrices del feng shui para diseñar y decorar una vivienda o local comercial se consigue que la energía fluya de forma natural, aumentando la sensación de confort en este tipo de espacios.

 

Para el feng shui el aliento vital (chi) se ve afectado por la forma y la disposición del espacio. De manera que una mala disposición de las estancias o los muebles puede hacer que la energía no fluya como debe, aumentando la sensación de opresión y malestar en ciertas estancias o incluso en el conjunto de un edificio.

 

La corriente del feng shui en Barcelona está cada vez más extendida y son muchos los empresarios y particulares que siguen las directrices de esta antigua filosofía china a la hora de llevar a cabo la decoración de su local comercial o su vivienda.

 

El centro de trabajo y la vivienda son los lugares en los que más tiempo pasa el ser humano a lo largo de su vida, por eso es necesario que estos recintos hayan sido diseñados de forma que la energía pueda fluir libremente.

 

Para que el “chi” fluya adecuadamente es esencial una buena distribución de espacios, pero para ello es necesario haber tenido en cuenta las directrices del feng shui en el momento de haber llevado a cabo la construcción del edificio o de haberse realizado la reforma. No obstante, en aquellos casos en los que el espacio no pueda ser reformado, también puede mejorar la circulación de la energía en el edificio a través de una decoración y distribución de las estancias acorde a la doctrina del feng shui.