Guía para el hogar feng shui

El feng shui es una antigua filosofía china que se basa en la ocupación consciente y armónica del espacio para conseguir una influencia positiva sobre las personas que habitan el lugar.

En esta guía para el hogar feng shui vamos a repasar algunos de los aspectos más importantes para tener un hogar armónico en el que la energía pueda fluir de forma adecuada, ayudando así a que nos sintamos mejor cuando estamos en casa.

La entrada de la casa debe contar siempre con una buena iluminación y tratarse de un lugar lo más ordenado posible, sin objetos por medio. Se recomienda especialmente no tener facturas o documentos relacionados con el trabajo a la vista.

En el salón es recomendable apostar por un mobiliario que sea cómodo, ubicando el sillón o sofá principal de forma que desde él podamos ver tanto la puerta de entrada a la estancia como las ventanas. Es el lugar más idóneo de la casa para colgar fotos y recuerdos familiares que atraigan buenos recuerdos.

En el comedor lo mejor es optar por una mesa redonda con más sillas que integrantes hay en la casa. La mesa nunca debe estar vacía, es importante que tenga algo en el centro.

En la cocina deben imperar el orden y la limpieza. La teoría de los elementos aconseja tener una distancia superior a 1,20 m. entre el fregadero y la zona de los fuegos. En materia de colores se pueden elegir todos menos el azul, el rojo intenso y el naranja, que fomentan el nerviosismo.

En los dormitorios hay que evitar elementos que nos recuerden al trabajo o situaciones que nos provocan estrés. Los espejos mejor que no estén a los pies de la cama, de forma que nada nos refleje cuando estemos acostados. La cama no debería colocarse frente a la puerta, tampoco debajo de una ventana.

En cuanto al baño, se conseja que sea de pequeñas dimensiones y que su puerta permanezca siempre cerrada.